Gran Canaria en 2 días

Gran Canaria en 2 días

Este fin de semana pasado me decidí a visitar Gran Canaria en 2 días, los del sábado y domingo, aprovechando los frecuentes horarios de los ferrys que unen las islas de Tenerife, de la que salí, con la de Gran Canaria.

Este recorrido que hice y que os propongo bien pueden adaptarse a los que vienen de la península en avión, para quienes os recomiendo, del mismo modo que a los que viajéis en el ferry desde las otras islas, que para aprovechar el tiempo escojáis el primer vuelo o ferry de la mañana y el último vuelo o ferry del domingo por la noche.

Gran Canaria en 2 días: Primer día

En mi caso, tomé el ferry que sale de Santa Cruz de Tenerife a las 8,20 h. de la mañana, y que llega a la isla grancanaria pasadas las 9,30 h. Dado que pensaba darle la vuelta a la isla lo mejor era llegar a uno de los dos puertos con los que cuenta, y salir por el otro, para que el viaje fuese más eficiente.

De ese modo, tomé el Fred Olsen que llega al puerto de Agaete, y me volví en el de la naviera Armas que sale desde el puerto de Las Palmas.

  • Primera parada: Agaete

La entrada al puerto de Agaete es más bonito que el de Las Palmas, por lo abrupto de su costa. Los acantilados hacen acto de presencia nada más enfilar la isla, y dan una primera muestra de lo que nos vamos a encontrar en la parte este de la isla.

Es Agaete una localidad eminentemente marinera, sin demasiado por destacar culturalmente. Podríamos dar un paseo rápido por el centro y visitar la plaza central y la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, sus dos lugares de mayor interés, y ver sus calles jalonadas de casas blancas y balcones canarios, pero el verdadero encanto de este municipio está en la costa, en su paseo junto al mar que nos lleva hasta los «charcos», las piscinas naturales de Las Salinas, tres consecutivas formadas por rocas volcánicas, donde se adentra el agua del mar. Un espacio perfecto para tomar un refrescante baño.

Más allá, desde la costa, podrá verse lo que queda del «Dedo de Dios«, una curiosa forma rocosa en el mar que tenía forma de dedo, pero a la que la tormenta ocurrida aquí en el año 2005 mutiló. Hoy día, graciosamente, se la conoce como el «Muñón de Dios».

  • Seguimos a Arucas

Siguiendo la carretera del norte, la GC-2, junto a la costa, llegamos a nuestro segundo punto, Arucas, una ciudad que estaba deseando visitar solo por ver su enorme catedral.

Atrás tuvimos que dejar por falta de tiempo Gáldar, otra localidad que también hubiera merecido la pena.

La catedral de Arucas preside cualquier punto de la ciudad. Nada más enfilar la carretera llegando a Arucas sus torres sobresalen por encima de todos los edificios. El aparcamiento lo tenéis nada más entrar a la ciudad, junto a la misma iglesia.

La iglesia de San Juan Bautista (no es catedral, aunque se la conozca así), es más reciente de lo que se podría pensar. Es del siglo XX, se empezó a construir en el año 1909 y se acabó en 1977, y se hizo en estilo neogótico. La vista exterior recuerda a la catedral de Barcelona, para los que la hayáis visto, y lo que más llama la atención es la extensa decoración de sus fachadas, así como sus vidrieras.

A su lado se encuentra la plaza de San Juan en la que lo más destacable son los edificios históricos que hay a su alrededor.

La entrada a la iglesia, por cierto, es gratis.

Catedral de Arucas

Iglesia de San Juan Bautista – «catedral» de Arucas –

Desde la iglesia enfilad la calle León y Castillo, la más llamativa de Arucas, la de más color y vida, con tiendas de artesanía y locales donde tomar algo, y con casas típicamente coloniales, de colores y con los clásicos balconcitos de madera canarios.

Esta calle desemboca en la plaza de la Constitución, presidida por el Ayuntamiento, la Casa de la Cultura, y la entrada al Parque de Arucas, un agradable lugar para pasearlo tranquilamente, mayor de lo que parece a simple vista.

Allí a la entrada del parque está también el Museo Municipal de Arucas, bastante recomendable, sobre todo por el bello edificio clásico en el que se exhiben sus obras.

Dejo para el final uno de los lugares que más representan a Arucas a nivel nacional: su Destilería de ron, la del famoso ron Arehucas, la más grande de España, que además puede verse con una visita guiada que cuesta poco menos de 5 euros.

  • Teror, rincón gastronómico

Tuvimos que dejar a un lado a Firgas, otra localidad que me apetecía visitar pero que de la que hube de abstenerme de nuevo por el tiempo.

Me adentré desde Arucas hacia el interior de la isla en busca del Roque Nublo y Tejeda. La parada natural en el intermedio es Teror para visitar, sobre todo, su Basílica.

La subida la hicimos por la GC-43 (aunque también puede hacerse por la GC-21), una carretera en continuo ascenso con bastantes curvas aunque no tan cerradas como algunas de las que podemos encontrar en Tenerife o La Gomera.

No es Teror un pueblo demasiado grande ni que os lleve demasiado tiempo. Prácticamente su visita se reduce a la calle más bonita de la localidad, la calle Real, empedrada y con preciosas casas coloniales de colores, y también con balconadas canarias que desemboca en la plaza Teresa de Bolívar donde está la Basílica de Nuestra Señora del Pino, patrona de Gran Canaria, una imponente iglesia que data del siglo XVIII, lugar de culto para toda la isla por su devoción a la Virgen del Pino.

Teror - Gran Canaria

Basílica de Nuestra Señora del Pino desde la calle Real – Teror –

En la misma plaza se encuentra también el Ayuntamiento de Teror y a las espaldas de la Basílica, el Palacio Episcopal.

Lo mejor es visitar esta plaza en fin de semana porque aquí se celebra un conocido mercadillo gastronómico en el que puedes probar y comprar los productos más típicos de la localidad, sobre todo, su famoso chorizo de Teror, así como los quesos tradicionales canarios. Mieles, mermeladas y otros muchos productos harán las delicias de los paladares más exigentes en Teror.

  • Tejeda, uno de los pueblos más bonitos de España

Continuamos ascendiendo por la GC-21 (o en este caso, por la GC-400), hacia la zona más alta de la isla.

Dicen de Tejeda que es uno de los pueblos más bonitos de España, e incluso así reza a la entrada del municipio.

La belleza del municipio no está en el pueblo, sino en el entorno en el que se encuentra, en las Cumbres de Gran Canaria, con unas impresionantes vistas de la parte más alta de la isla, y con el Roque Nublo presidiendo el paisaje. Es, sin duda, el lugar ideal para practicar senderismo en la zona, para pasear entre pinos canarios y almendros, cámara en mano, y disfrutar de la Naturaleza.

Tejeda

Vistas de Tejeda y el Roque Nublo al fondo

Pocos kilómetros antes se encuentra el Parador de la Cruz de Tejeda, un lugar donde puedes pasar la noche si tu plan es precisamente el de recorrer las estribaciones del lugar.

Del casco histórico de Tejeda poco más puede decirse. Se trata de un pueblo blanco que puedes pasear en una media hora, por una calle peatonal muy cuidada en el que destacan los restaurantes de comida típica y las pequeñas tiendecitas, pero sobre todo, porque todo el paseo tiene vistas al Parque Natural y al Roque Nublo.

Este paseo lleva hasta la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Socorro, su monumento mas característico.

De Tejeda os recomiendo recorrer no solo este paseo, sino meteros por las callecitos circundantes, y por supuesto, aprovechar el momento, como hice yo, para comer en cualquiera de las terrazas que hay en él.

  • Maspalomas y sus famosas dunas

Me hubiera gustado acercarme hasta el mirador de la Degollada que está a la salida de Tejeda, y que me pillaba de paso en la carretera que baja hacia el sur de la isla, pero desgraciadamente, a causa de un rally, frecuente por estos lares, la carretera sur estaba cortada. Tuve que deshacer el camino, volver al norte hasta Santa Brígida, y desde ahí salir a la autovía que lleva al sur por la costa oeste.

No obstante, como os digo, si estáis en Tejeda, para bajar al sur lo mejor es ir por la GC-60. Una vez lleguéis a San Bartolomé de Tirajana, la carretera es bastante recta en bajada.

Maspalomas es una localidad muy turística. Excesivamente turística para mi gusto, con mucho turismo inglés y alemán, sobre todo, de modo que nos va a faltar ambiente nocturno ni restaurantes en los que comer. Su biscáis justo esto, entonces acercáos hasta la zona del faro de Maspalomas. De noche allí el ambiente es muy joven.

En cuanto a playas tenéis la propia playa de Maspalomas, la del Inglés más al oeste, y la de Meloneras al este.

Sin embargo, si hay algo que merezca la pena es las dunas de Maspalomas. Para mí, lo más espectacular que he visto en toda Gran Canaria, por su belleza, por la altura de las dunas, y porque el paisaje desértico es muy diferente al que estamos habituados.

Os recomiendo ver atardecer sobre las dunas desde el mirador de las Dunas de Maspalomas que se encuentra en el hotel Riu. Podéis entrar por el hotel, y veréis un paso intermedio que lo atraviesa y que so llevará directamente a las dunas. También tenéis justo al lado del hotel otro camino peatonal que os llevará hasta el mirador.

Por cierto, teóricamente no se pueden pisar las dunas (hay un cartel anunciador que así lo prohibe), pero lo cierto es que es bastante la gente que se adentra para vivir la experiencia de subir una de esas altísimas dunas.

  • Hotel Kumara Serenoa by Lopesán

Creo que el mejor punto donde quedarse para pasar la noche si pretendes recorrer Gran Canaria en 2 días, es la propia Maspalomas. No es el sitio más bonito, pero sí el que más recursos tiene. Más variedad de hoteles y más lugares donde comer en los alrededores. Además, es el mejor conectado, pues la autovía te recorre buena parte de la isla.

Escogí el Hotel Kumara Serenoa by Lopesán por la relación precio/calidad. Es un resort con muy buenos servicios, que además ofrece suites individuales a muy buen precio. Si léeis la palabra suites, ya pensaréis en lujo, y en precios altos (lo mismo que pensé yo cuando lo vi). Sin embargo, el precio me sorprendió: 99 euros la noche, como digo, en una suite con desayuno buffet incluido.

La habitación limpia y cuidada. La atención muy buena, jardines enormes y una gran piscina. Música por la noche, y autobús propio que te lleva hasta las playas (está a unos 2 kms. de la playa).

Segundo día: Camino a Las Palmas de Gran Canaria

El recorrido del segundo día es más sencillo, pues todos los puntos que tenía previsto recorrer están unidos por la autovía, la GC-1, con tramos de dos, tres y hasta cuatro carriles en cada dirección.

Segunda recomendación de esta escapada a Gran Canaria en 2 días: Levantáos temprano e id a ver amanecer en las dunas. Si bonito es el atardecer, la salida del sol sobre las dunas es algo espectacular, y lo mejor… estaréis prácticamente solos para disfrutar del momento. Es una de esas experiencias viajeras que se quedan para siempre.

Dunas de Maspalomas

Dunas de Maspalomas, al amanecer

Tras ver la salida del sol, y desayunar, marché hacia Playa de Mogán, un poco más al este de Maspalomas, pero también por la misma autovía.

Playa de Mogán, puerto turístico

He de decir que lo que más me sorprendió fue la carretera, atravesando montañas. Túneles y más túneles atravesando un paisaje semidesértico y de mucha montaña, durante algo más de 25 kms. antes de salir de la autovía para bajar a la costa a Playa de Mogán.

Recomiendan aparcar en la entrada, cerca de un gran hotel que se ve desde la misma carretera. Al lado hay una gran explanada donde puedes dejar el vehículo, y desde ahí ir andando durante un kilómetro hasta el pueblo. Yo opté por irme a cualquiera de los tres párking públicos que hay, y la verdad es que me salió barato. Una hora no llegó a dos euros.

Dicen de Playa de Mogán que de noche cambia mucho con la iluminación y el ambiente. Yo la ví de día y aunque es bastante bonita y agradable de pasear, no deja de ser un puerto marítimo de lujo, muy turístico y caro para comer. Es verdad que está muy cuidado, con casas blancas, calles empedradas, arcos y flores en las ventanas, pero por momento parece contrahecho. El puerto, como ocurre en Los Gigantes, en Tenerife, tiene numeros yates particulares, y hay bastantes terrazas donde comer o tomar un café.

  • Las Palmas de Gran Canaria

Ya a media mañana volví a retomar la autovía para marchar hacia la capital, Las Palmas, que se encuentra a unos 80 kms. de Mogán. Más o menos, una hora de conducción.

De Las Palmas ya os he hablado en otras ocasiones. Podéis ver algunas de las explicaciones y recomendaciones que os he dado, aquí.

Solo os haré un breve resumen de lo que debéis ver:

Con tiempo os diría de andar y relajarse por alguno de sus parques, como el de Santa Catalina, o pasar junto al castillo de la Luz, cerca del puerto, pero llega la hora de recogerse. Gran Canaria en 2 días no da para más y toca dirigirse al puerto y tomar el ferry de vuelta a Tenerife.

Si venís de la península, el aeropuerto de Gran Canaria está a 25 kms. de la capital, por la misma autovía que va al sur, en la parte oeste de la isla. Apenas tardaréis 30 minutos en llegar a él.

Excursiones en Gran Canarias

Si venís por vuestra cuenta a la isla, algunas de estas localidades o lugares que os he recomendado también podéis conocerlos de la mano de un guía local.

Vosotros mismos podéis informaros y reservas la que más os llame la atención, aquí:

Print Friendly, PDF & Email




Top