Roques en la isla de La Gomera

Roque de Agando

Sigo maravillándome a medida que voy recordando los buenos momentos que viví en una isla como La Gomera. Una isla llena de hermosuras, como el Parque Nacional de Garajonay, o su capital, San Sebastián de la Gomera, extendida en el barranco de la Majona, así como el hermoso pueblo de Vallehermoso y sus espectaculares Órganos.

Pero La Gomera es también la isla de los roques, esas formaciones rocosas tan características de las islas, verdaderos monumentos naturales. A menudo se encuentran en profundos y estrechos barrancos o a veces son grandes paredes de roca de basalto, aunque por lo general suelen ser llamativas torres de roca descendientes de algún volcán.

En el centro de la isla, muy cerca del punto más alto de Garajonay, podemos encontrar tres de los más impresionantes roques de todas las Canarias. El Roque de Agando, el Roque de la Zarcita y el Roque de Ojila. Los tres los podéis ver perfectamente desde la carretera principal, la Carretera del Centro, que conecta el este con el oeste de La Gomera. Una de las postales más fotografiadas de toda la isla.

De los tres roques, el de Agando es el más alto y tal vez el más impresionante. Se eleva unos cien metros por encima de la Carretera del Centro. Durante la década de los 80 y los 90 solían verse a muchos escaladores en él, sobre todo en la cara sur, pero ahora que las tres rocas han sido declarados monumentos naturales no se pueden escalar.

Cerca de la parte superior de la roca se han encontrado los restos de un antiguo santuario guanche, demostrando que la escalada en roca ya parecía que era algo común en los siglos XVI y XVII. Este roque pertenece al término municipal de Santiago de la Gomera, y se halla entre el Barranco de la Laja y el Barranco de Benchijigua, formando lo que se conoce como el Monumento Natural de los Roques. El Roque de la Zarcita y el Roque de Ojila se encuentran al norte de la Carretera del Centro.

Vallehermoso se encuentra a los pies del impresionante Roque Cano, un lugar precioso para hacer senderismo y observar la naturaleza típica canaria. Consta de 250 metros de desnivel en su fachada norte, y a sus pies un paisaje fascinante de árboles frutales. Otro roque que podéis ver es el Roque del Sombrero, situado en el Monumento Natural del Barranco del Cabrito, al sur de la isla.

Foto de Touristmaker

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top