Antiguos molinos de viento, paisajes de Canarias

Molino en Llano Negro

En el archipiélago canario los molinos de viento han tenido gran importancia en la cultura y el devenir de las gentes, sobre todo por en cuanto a la elaboración del gofio, alimento ancestral de nuestros antepasados que aun pervive en nuestra gastronomía.

El gofio ha tenido siempre gran importancia en la gran mayoría de los hogares de Canarias. Ahora bien, el molido del grano del cereal tostado antiguamente se llevaba a cabo en un rudimentario molino de mano, tipo de molinos que fueron los primeros en Canarias. Construidos a partir de dos piedras circulares de piedra basáltica talladas y porosas, colocadas una sobre la otra y con un único agujero en el centro, se hacían mover con un palo sujeto a la superior. Por otra parte, la caja que contenía las dos piedras, servia para contener el grano que iba cayendo ya triturado.

Afortunadamente todavía se conservan en nuestros museos o colecciones particulares algunos de estos molino de mano. Y hasta existe alguno que otro aún en funcionamiento utilizado para moler maíz (Millo) y preparar luego el típico y sabroso Frangollo canario.

En la isla de la Palma concretamente los Molinos de Viento llegaron de la mano de Isidoro Ortega. Este palmero ingeniero autodidacta diseñó los molinos que aun se ven en la Isla Bonita, cuatro de los cuales están enclavados en los municipios de Garafia, otro en Puntagorda y luego encontramos el que está en el Hoyo de Mazo, que hoy sirve de taller de artesanía. Por cierto, los de Garafía están repartidos entre Llano Negro, El Calvario, Las Tricias y Santo Domingo.

Estos gigantes de aspas, que llevan por tanto muchos años nutriéndose de los vientos de nuestra isla y que tanto han contribuido a la economía y al acervo cultural del campesino isleño, dejaron de funcionar allá por los años 60 del siglo pasado, momento en el que fueron sustituidos por los molinos de motor, quedando entonces en nuestro paisaje y nuestra historia simplemente como testigos silenciosos de nuestro pasado.

Molino de Fuerteventura

En el resto de las islas Canarias también existen molinos de viento, pero curiosamente más del tipo y modelo de los que existen en Castilla. En Fuerteventura y Lanzarote se encuentran bien conservados y bien que causan la admiración de nuestros visitantes.

Molinos de Canarias… Hoy los miramos con nostalgia y hasta recordamos los nombres de nuestros molineros, Marcelino y Esteban, que están en nuestra memoria junto al aroma del gofio que salía de la Tolva y que se olfateaba como uno de los mejores perfumes de nuestra vida.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top