Los Silos, en el norte de Tenerife

Los Silos

En la zona noroeste de la provincia de Tenerife encontramos un municipio que supera los 5 mil habitantes, Los Silos, compuesto de hasta ocho núcleos de población y que se extiende desde la costa hasta los Montes del Agua, uno de los montes con bosques de laurisilva que encontramos en Tenerife.

El centro neurálgico de este municipio de la comarca del Daute (en la que también se encuentran otros municipios como Santiago del Teide o El Tanque) es la Plaza de la Luz. Estamos en el centro del casco histórico y en lugar donde están los edificios más interesantes, como por ejemplo, un famoso quiosco templete.

Destaca la Iglesia de Nuestra Señora de la Luz, finalizada en 1570 pero que ha sido reformada tanto por fuera como por dentro en los últimos años, y el viejo Convento de San Sebastián, fundado en 1649 y que actualmente sirve de biblioteca y de sala de exposiciones. Y por supuesto, el Ayuntamiento, instalado en la Casa de los Trujillo que es un gran ejemplo de la arquitectura tradicional canaria.

El municipio está enclavado en un bello entorno natural, por lo que es un buen lugar para practicar senderismo en la isla de Tenerife, dentro del Parque Rural de Teno. Algunos de los senderos más populares son el de Cuevas Negras, que transcurre por el camino real hasta Santiago del Teide, y el de Las Moradas, por una zona barrancosa.

Ahora nos vamos hasta su zona costera, donde encontramos un litoral de unos 5 kilómetros de longitud y bastante abrupto en su geografía, con zonas rocosas y de acantilados. Por eso, aparte de alguna que otra playa, como la de Agua Dulce, lo que más encontraremos son calas con charcos y piscinas naturales como zonas de baño.

También en la zona costera encontramos restos de actividad industrial en este municipio. Muy importante para la economía de la ciudad, hasta principios del siglo XX, fue la caña de azúcar y todavía se conserva un Ingenio, como símbolo y recuerdo de esta práctica. Un viejo mulle ya abandonado, hornos de cal y la caseta del telégrafo, desde donde partía el cable telefónico hasta La Palma, son otros ejemplos de la arquitectura industrial.

Foto Vía Panoramio

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top