Retablo Mayor de la Ermita de El Planto, La Palma

Retablo Mayor de la Ermita de El Planto

Es una de las obras más representativas del arte sacro de La Palma, la ‘isla bonita’ del Archipiélago canario. Incluso llegó a ser clasificada por el prestigioso profesor Alfonso Trujillo –autor del libro ‘El retablo barroco en Canarias’- como el ejemplar “más portugués de cuantos existen en las Islas, tanto por la traza como por su minuciosa decoración que todo lo invade”.

Nos estamos refiriendo al Retablo Mayor de la Ermita de El Planto, perteneciente a la Parroquia de La Encarnación de Santa Cruz de La Palma, la preciosa capital de la isla de los enanos danzarines.

Este retablo, concebido como una gran hornacina, atrae cada año hasta el lugar tanto a fieles devotos como a exigentes amantes del adornado arte barroco. Inaugurado en los albores del siglo XVIII, en 1705, el Retablo Mayor ofrece una decoración con vivos fondos portugueses, a base de enroscadas formaciones vegetales y hojarascas de alegres tonalidades, entremezcladas con múltiples figuras infantiles.

Además, en el centro aparece, majestuoso, el Santo Cristo de El Planto, una imagen modeladas por indígenas mexicanos en caña de maíz. En definitiva, una escultura absolutamente excepcional, de ésas que producen escalofríos por su mera contemplación.

Junto a la imagen del Cristo crucificado reciben culto la Virgen de los Dolores, San Juan Evangelista -elaboradas por el escultor local Rodríguez Valcárcel- y María Magdalena, una obra del siglo XVII de autoría desconocida e influencia flamenca.

Este espectacular conjunto, orgullo de los habitantes de la capital palmera, ha vuelto a ser noticia recientemente por experimentar un sofisticado proceso de restauración dirigido por Jorge Afonso. Unos trabajos que finalizarán en breve y que habrán supuesto la fijación del estrato pictórico; la limpieza superficial; la desinfección, consolidación y reintegración volumétrica del soporte; la limpieza química, protección y estucado ; y, finalmente, la reintegración cromática y el barnizado de la obra.

Foto Vía: La Hornacina

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top