Cascadas de Colores en la Caldera de Taburiente

Cascadas de Colores de la Caldera de Taburiente

Hoy les llevaré de excursión para recorrer el río que serpentea por el cauce de la Caldera de Taburiente. En este cauce del fondo de la caldera discurre el único río de Canarias, el cual se nutre de los nacientes y de la lluvia de las crecidas invernales, y tiene su salida natural en el Barranco de las Angustias, término municipal de Tazacorte, isla de la Palma

El naciente que da forma a la autentica cascada de colores se encuentra en el barranco de Rivanceras, y se localiza a dos kilómetros aguas arriba de una Cascada de Colores que se ha hecho muy popular. La cascada original, que mide 8 metros de altura y que muy pocos conocen ya que está enclavada en medio de un estrechísimo barranco de difícil acceso, si que ha sido absolutamente «fabricada» por la acción de la madre Naturaleza.

En cambio, la segunda cascada, y hay que aclarar que si bien es una construcción que se hizo en los años 60 para intentar retener las aguas de la caldera los colores son auténticos, sí que puede ser visitada y observada.

Cascadas de Colores de la Caldera de Taburiente

Eso si, los colores si son naturales debido a las aguas ferruginosas que brotan del fondo la tierra y que contienen varios elementos minerales. Estos elementos, que discurren por el cauce del Rivanceras, son amarillentos y turbios, y por ello han ido manchando de colores ocres y rojizos al cabo de los años las paredes de piedra, y así la naturaleza ha vuelto a repetir los colores de su maravillosa cascada primitiva.

La visita a la original Cascada de Colores, que ya hemos comentado que es de muy difícil acceso, no se recomienda ni a los turistas ni a los habitantes de la isla. Esto es porque esta obra de la naturaleza está encajonada entre paredes verticales y muy angostas y el peligro de caer es muy grande.

Así que nos queda el consuelo de contemplar la Cascada de Colores oficial, que como puede apreciarse por la colocación de las piedras del muro, es una construcción del hombre, que afortundamente ha sido decorada con los naturales colores da la madre naturaleza

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , , ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top