El Parque de Santa Catalina en Las Palmas

Parque Santa Catalina

Siempre que puedo me gusta pasear por el barrio de Santa Catalina, en Las Palmas de Gran Canaria. Barrio bullicioso donde los haya, situado entre el muelle de Puerto de la Luz y la Playa de las Canteras, es un lugar ideal tanto para ir de compras y meterse en la vorágine de la gente como para descansar, sobre todo si tenéis pensado ir al Parque de Santa Catalina.

El parque precisamente se encuentra en el corazón del barrio. A decir verdad se trata de un parque peculiar porque, cualquiera que lo haya visitado, se habrá dado cuenta que no parece en sí un parque, sino una plaza con palmeras, árboles y flores, un lugar muy frecuentado especialmente de noche y los fines de semana, con los bares, restaurantes y pubs que hay en los alrededores.

De día se vuelve más popular, con sus cafés y sus terrazas, los coches de caballos para los turistas, el quiosco que hoy es la Oficina de Turismo… quizás con la nostalgia del próximo carnaval, ya que es aquí en este parque donde se celebran los grandes eventos de la fiesta grande de la ciudad. Se monta un escenario y, hala, a disfrutar. También acoge el Womad y los festivales de teatro y música en verano.

El comercio y la hostelería hacen que este parque sea muy bullicioso. Paseos, bares y terrazas invitan precisamente a ello. Si, por ejemplo, os dirigís hacia la Isleta podéis ver el Castillo de la Luz, construido en el siglo XVI, desde el que se defendió la ciudad canarias de piratas tan célebres como Francis Drake. Y no perderos en el parque la estatua de Lolita Pluma, una mujer rodeada de gatos que existió en la realidad y que venía al parque para alimentar a estos animales.

Muy cerca del parque se halla también el Museo Elder, un lugar muy interesante para los amantes de la ciencia y la tecnología, construido sobre un antiguo almacén portuario, el edificio Miller, que hoy alberga el Centro Coreográfico de Las Palmas, y el Muelle de Santa Catalina, desde donde se pueden tomar los ferrys que van a Tenerife o cualquiera de las otras islas canarias.

No os será difícil llegar hasta el parque ya que, además de poder ir a pie, hay numerosas paradas de autobús que os llevan hasta allí, e incluso un autobús que lleva a otros puntos de la isla. No en vano es uno de los grandes lugares de paso de los habitantes de Las Palmas.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top