Flora de la isla de Gran Canaria

Jardin Botanico en Gran Canaria

Gran Canaria tiene abundancia de color durante todo el año. Los parques y jardines de la isla muestran una gran variedad de especies y flores. La asombrosa variedad de flora siempre ha dejado sorprendido a visitantes y curiosos. Todo ello gracias al clima de la zona, que permite que haya plantas poco comunes que puedan crecer.

Aunque Gran Canaria dispone de muchas variedades de plantas autóctonas, la mayoría de las que adornan los parques y jardines de la isla vienen, por lo general, de fuera, y fueron llevadas a la isla por los primeros pobladores.

Por ejemplo, la flor del Ave del Paraíso, es una planta espectacular que crece en las islas en grandes proporciones. Originalmente nativa de Sudáfrica, se ha adaptado rápidamente al clima seco y caliente de Canarias. Sólo necesita apenas un par de horas de luz solar para que pueda producir sus extrañas flores. Por tanto, los largos días canarios son excelentes para la producción de esta planta inusual.

La Flor del Candelabro necesita muy poca agua, por lo que es ideal para el clima seco y árido de las Canarias, donde cada vez se ven más, incluso en los lugares más retirados. La familia de las euphorbias es muy amplia en Canarias, y podréis ver muchos ejemplares excelentes de esta flor.

Las Buganvillas, o flor de papel, son un espectáculo en el sur de Gran Canaria. Los colores extravagantes de estas flores varían desde el rosa más claro al malva más oscuro, iluminando y decorando los secos escenarios de las islas. Originaria de Brasil, la planta fue introducida en la isla por el navegante francés Luis Antonio de Bouganville, el primer francés que navegó alrededor del mundo.

El Hibisco Chino es muy común en muchos de los parques canarios, con una multitud de grandes flores de colores que adornan estos arbustos decorativos. El fuerte polen amarillo o naranja que se sobresale de los estambres es luego muy difícil de quitar de la ropa, por lo que os recomendamos contemplarlas desde lejos.

La Adelfa es una planta tupida y originaria de los países del Mediterráneo, aunque muy común en el sur de la isla. Se suele plantar junto a los caminos y sirve como protección contra los vientos. También se puede ver en muchos jardines de hoteles y apartamentos como elemento decorativo.

Os aconsejo el alquiler de coche para recorrer la isla; para hacerlo tranquilamente y respirar su aire; para descubrirla y conocer esta flora de la que os hablamos; y si así lo hacéis, dejadme, por último, recomendaros uno de los mejores lugares para ver la vegetación canaria: los jardines botánicos de Las Palmas, en la capital de la isla.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,




1 comentario

  1. Guillermo dice:

    De nada sirve este artículo sin fotografías para identificarlas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top