Ermita de San Telmo, cita en el Puerto de la Cruz

Ermita de San Telmo en el Puerto de la Cruz

En el Puerto de la Cruz , ciudad turística del norte de Tenerife, se mantiene la devoción a San Telmo, o Pedro González Termo como reza su nombre de pila, una de las grandes figuras medievales de la Iglesia, un santo muy popular en toda la Península y fuera de ella, y que los canarios pescadores eligieron como su benefactor y patrón. Tal es su fama  que los pescadores y marineros de toda España gritan cuando el peligro les acecha: ¡San Telmo, ayúdanos!….

Esta pequeña y blanca Ermita de San Telmo, fundada en el año 1780 por el gremio de los mareantes y dedicada al padre dominico San Pedro Telmo, está situada en el paseo del mismo nombre, conformando la zona de San Telmo, el paseo, la ermita y la playa. Desde la Punta del Viento, la vista es una de las más fotografiadas del Puerto de la Cruz, porque a ella se añade a lo lejos el complejo de las piscinas de Lago de Martianez.

Ermita de San Telmo

Por otra parte, para los habitantes del Puerto de la Cruz todas sus playas son bonitas, pero por tradición y antigüedad la pequeña y protegida playa de San Telmo es seguramente la más querida de todos los portuenses.

Además es que se encuentra a los pies mismos de su Santo Patrón, el cual los libra de los peligros de las fuertes embestidas de un mar que suele amenazar con olas bravas cuando la marea sube, pero que en general permanece manso y azul casi todo el año.

La ermita de San Telmo hoy es un templo que da servicios religiosos en varios idiomas, y turistas de casi toda Europa tienen allí la oportunidad de cumplir sus obligaciones con la Iglesia siendo atendido en sus propias lenguas.

Ermita de San Telmo

Estos visitantes, cuando regresan a sus países de origen, llevan en sus negativos fotográficos la imagen de la ermita de San Telmo para compartir con los suyos sus recuerdos, así como para mantenerla en su corazón hasta una próxima visita.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:




1 comentario

  1. Angel Mendoza dice:

    A todas estas, ¿quién fue San Telmo? Eso es lo que quiero saber.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top