Fuerteventura, desierto y playa infinita

fuerteventura

La isla de Fuerteventura, también conocida como la ‘Isla Tranquila’, tiene una población de unos 100.000 habitantes, más de la mitad producto de una reciente inmigración atraída por ‘el dorado’ del turismo. Presenta un paisaje duro, seco, sin prácticamente un árbol, muy pocas veces interrumpido por algún vallecito verde que nos recuerda a un oasis.

El paisaje es de una belleza ascética, muchos lo han comparado con el vecino desierto del Sahara y Miguel de Unamuno, que estuvo aquí desterrado por la dictadura de Primo de Rivera, lo sentía como un gran páramo castellano rodeado de mar. Hasta hace sólo unas décadas, llegando incluso a los tiempos de la dictadura, Fuerteventura era tomada como destino del destierro en la Península.

Aquí fueron confinados otros personajes, casi siempre por razones políticas, y todos quedaron prendados de este paisaje desnudo y de la hospitalidad y nobleza de sus gentes. Sin embargo, lo que ayer fue considerado injustamente el destierro hoy es un destino turístico de primer orden. Fuerteventura es la tierra en toda su dureza y el mar en todo su esplendor.

El encuentro de la tierra y el mar queda materializado en playas inmensas que no tienen parangón. La arena allí es distinta, suave, mullida, limpia, y las playas parecen no tener final. En realidad, no lo tienen. Fuerteventura está prácticamente rodeada de una playa que apenas se interrumpe por pequeños espacios rocosos.

Se trata de la segunda isla en extensión del archipiélago canario, con 1.660 kilómetros cuadrados. Es muy baja, abundan las llanuras, aunque también se aprecian algunas elevaciones, en general conos de antiguos volcanes apagados.

Allí cohabitaron dos reinos aborígenes prehispánicos. Uno ocupaba toda la parte llana, que llamaban Maxorata (de ahí el nombre de majoreros que se da a sus naturales); y el otro, mucho más pequeño, al sur, llamado Jandía, más montañoso, donde se erige el punto más alto: el pico de la Zarza, con 807 metros.

Parece mentira que lo que antes era un lugar de destierro, hoy sea un destino turístico de primer nivel.

Foto vía: Andy_Mitchell_UK

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top