Roque de Idafe, venerado por los benahoaritas

Roque Idafe

El Roque de Idafe, en plena Caldera de Taburiente, es todo un símbolo, todo un monumento natural en la Isla de La Palma. Se puede ver desde la ruta de salida por el Barranco de las Angustias y fue el refugio de Tanausú y un lugar de adoración, aunque su valor no es sólo cultural si no también paisajístico y geológico.

Los benahoaritas creían en la existencia de un dios superior al que llamaban Abora (luz superior), un dios que habitaba en el cielo y al que personificaban en algunos accidentes del terreno, el más típico el del Roque Idafe. Para los benahoaritas este monolito pétreo era el Axis Mundi, la columna que sostiene el cielo.

El Roque de Idafe sostenía el cielo y es por ello que en sus alrededores tenían lugar ceremonias rituales y ofrendas para que no se desplomase sobre sus poblados, para que no llegara el fin del mundo. Cuentan las crónicas que los aborígenes lo consideraban un lugar sagrado y hacían sacrificios para mantener al dios contento. La mayor parte de esta mitología fue transmitida oralmente o escrita por los conquistadores y eruditos cristianos, aunque muchas de estas costumbres y creencias se perdieron.

Los benahoaritas adoraban a este dios y le entregaban las vísceras de los animales que cazaban como ofrenda y dejaban a sus pies. También se han encontrado pequeños ídolos de barro, de formas antropomorfas. Durante la ofrenda entonaban: «¿Iguida iguan Idafe? » (¿Dicén qué caerá el Idafe?) y otro respondía «Que guerte iguan taro» (Dale lo que traes y no caerá).

A pesar de los muchos años que han pasado y aunque no se hagan sacrificios en la mente de muchos se sigue pensando que si el roque cae llegará la desgracia no sólo a la isla, pero el Roque de Idafe sigue vigilante en la Caldera de Taburiente, sigue siendo el sustentador del cielo.

Foto Vía: commons.wikimedia.org

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top