Las mejores excursiones en Tenerife

Parque Nacional del Teide

No hay un lugar mejor que Tenerife para pasar unas vacaciones únicas. Verdes bosques en la parte norte de la isla, desiertos en la zona sur, espectaculares playas de arena negra volcánica, rincones de exótica vegetación… Pero, ¿qué más se podría pedir?. En Tenerife hay posibilidades para todo, hasta para hacer unas excursiones fabulosas.

Una de ellas sin duda es al Parque Nacional del Teide, declarado área protegida en 1954, y uno de los paisajes más espectaculares que he llegado a ver nunca. De un enorme cráter, con un perímetro de 48 kilómetros, se eleva majestuoso El Teide, el pico más alto de España. A esta altitud, el viento y las nevadas en invierno suelen ser frecuentes, aunque en verano las temperaturas se pueden disparar por encima de los cuarenta grados.

Por cierto, un teleférico nos lleva casi hasta la cumbre, y ya luego hay que subir andando (eso si, previamente hay que pedir un permiso especial), contemplando un paisaje espectacular así como la flora y la fauna autóctona. El teléferico suele operar entre las 09.00 y las 16.00 horas, aunque todo depende un poco del tiempo.

Otra de las excursiones que tenéis que hacer desde Tenerife son a las Pirámides de Güimar, al sur de Santa Cruz. Se trata de seis pirámides misteriosas, que aún los arqueólogos siguen investigando su origen. Se cree que se construyeron siguiendo los principios básicos de las pirámides de México, Perú y la antigua Mesopotamia, pero aún no se ha demostrado.

Hoy en día estas pirámides se hallan en un Parque Etnográfico, y se pueden visitar todos los días de 09.30 a 18.00 horas. La entrada a las pirámides cuesta 10 euros para los adultos y cinco euros para los niños entre nueve y doce años.

Para maravillarse es la excursión hasta el pueblo de Masca, en la punta noroeste de la isla. Este pueblo está situado bajo la atenta mirada de las montañas de Teno y aferrado a la ladera de un barranco verde, lleno de tremendas curvas. Hasta hace poco había muy poco turismo en Masca. Sin embargo, su posición, su singularidad, y quizás también la fascinación que crea el haber sido un antiguo refugio de piratas, ha atraído a mucha gente.

Masca

Y por último, en Tenerife no tenemos más remedio que conocer sus playas, ya sea en verano o en invierno. La naturaleza volcánica de la isla hace que tenga muy pocas playas naturales, y que se arena sea negra. Quizás las mejores playas para visitar sean las de los Gigantes y San Juan al oeste, y Fañabé al sur. La playa de las Torviscas, con su puerto deportivo, la famosa Playa de las Américas y la de los Cristianos. Más al este tenemos la playa de la Candelaria, y en el norte la playa del Puerto de la Cruz (Playa Jardín) y las Teresitas, playa artificial de arena dorada.

Y todo esto no es sino un aperitivo, no os perdáis pues la pasión de descubrir Tenerife. Cualquiera de estas excursiones será ideal para llevaros el mejor recuerdo de una de las más hermosas islas afortunadas. ¿Afortunadas las islas?. Más bien nosotros de poderlas visitar.

Foto 1 Vía moby_life

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,




1 comentario

  1. Pol dice:

    Hola, Jose Manuel.

    He vivido un año en Tenerife y estoy de acuerdo contigo en que se pueden hacer unas excursiones fabulosas en la isla. Masca es una preciosidad, por ejemplo. Sin embargo, las playas que yo recuerdo como las más bonitas no son las que están llenas de gente, ni mucho menos. Mi lista incluiría las siguientes: Benijo, al norte de Anaga; Los Patos, entre Bajamar y Puerto de la Cruz; la Caleta de Adeje, al oeste, y la playa de la Tejita, bajo la Montaña Roja.

    Para llegar a algunas de ellas hay que andar un poquito, pero merecen muchísimo la pena.

    Un saludo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top