La Cueva Bonita de Tijarafe, La Palma

Cueva Bonita de Tijarafe

Hoy quiero dedicar este comentario a una maravilla de la naturaleza, la Cueva Bonita de Tijarafe. Como todos saben, las islas canarias son de origen volcánico, y en todas ellas se pueden ver las huellas de la importancia que las erupciones volcánicas han tenido en la formación y crecimiento de las islas a lo largo de su historia geológica.

En la isla de la Palma, en la parte noroeste de sus costa, abundan las cuevas y los tubos volcánicos, originados siempre por los ríos de lava de sus numerosos volcanes. Y en la costa de Tijarafe en concreto, entre la Playa del Jurado y el Puerto de Tazacorte, está la Cueva Bonita. Esta singular gruta, accesible sólo por mar, tiene dos entradas y en su interior el mar se muestra manso y tranquilo.

Tanto las bocas de acceso como el interior de esta preciosa gruta, son de grandes dimensiones, pero la profundidad en el mismo centro de la cueva es apenas de unos diez metros de profundidad, por lo cual, y según cuenta la tradición oral de los habitantes de esta zona, durante las incursiones de berberiscos, allá por el siglo XVII, muchos pescadores se refugiaban en esta cueva, entrando por una boca y saliendo por la otra, dando esquinazo a los piratas que se quedaban esperando a que salieran. Muy cerca de esta cueva, por cierto, en el linde costero de Tazacorte, está la Punta del Moro, prueba de que la tradición oral confirma los relatos de los viejos pescadores de la costa palmera.

Cueva Bonita de Tijarafe

La Cueva Bonita ha sido visitada y catalogada por geólogos especialistas como única. El arquitecto y artista Cesar Manrique y el pintor Pepe Dámaso dijeron de esta gruta que era «la capilla sixtina del arte moderno», y la «habitación del atlántico».

Calificaciones bien merecidas porque en su interior, sobre todo si se visita en las últimas horas de la tarde, cuando la luz del sol se refleja en sus aguas, el espectáculo que se refleja en su bóveda, jaspeada de blanco verde y azul, con caprichosos dibujos dibujados en la piedra y como si de un pulido mármol se tratara, es inigualable y asombroso.

Para los que disponen de barca, lancha o zodiac, una última recomendación : visiten esta singular cueva cuando la marea esté baja y en la tarde, y podrán admirar esta maravilla geológica en todo su esplendor.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , , ,




3 comentarios

  1. NADADOR dice:

    JEJE Y YO ENTRE NADANDO DESDE LA PLAYA JURADA. TOTALMENTE RECOMENDADA

  2. Carmen Hernandez dice:

    Seguro que eres hijo de Neptuno, y te envidio por la hazaña, solo un excelente nadador haría es excursión a nado…..Felicidades y gracias por tu comentario.

  3. Jose dice:

    Pues yo entré con un barquito, me tire y fui nadando hasta su playa y casi me asfixio jeje, asi ke imaginate si voy nadando desde playa jurado!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top