La zona arqueológica de Zonzamas, en Lanzarote

Poblado de Zonzamas

En el lanzaroteño municipio de Teguise se encuentra el valle de Zonzamas, uno de los más ricos yacimientos arqueológicos de Canarias y un gran documento sobre la vida de los antiguos aborígenes de Lanzarote. Debido a las magníficas condiciones ambientales de esta zona, regada por el agua procedente de las montañas circundantes, el valle de Zonzamas fue un importante enclave para la agricultura, principalmente para el cultivo de la cebada, principal alimento tanto de los aborígenes de Lanzarote como de diversos pueblos del África septentrional.

El valle de Zonzamas, que toma su nombre de un antiguo gobernante isleño, fue uno de los mayores asentamientos que encontraron los conquistadores a su llegada a la isla, y siguió estando habitado hasta bien entrado el siglo XVIII. Hoy en día, en el lugar denominado “poblado de Zonzamas“, representa un testimonio de valor incalculable para conocer las costumbres y métodos agrícolas usados por los mahos (aborígenes de Lanzarote).

El poblado está rodeado por los restos de una muralla elaborada con piedras de tamaño considerable, aunque su estado de conservación no es muy bueno. En su interior podemos encontrar varias viviendas cuya planta principal está bajo el nivel del suelo, técnica utilizada muy a menudo para evitar sufrir las inclemencias del viento y la temperatura ambiental. También hay varias construcciones cuya finalidad no está del todo clara, como es el caso de un recinto de planta rectangular, parcialmente bajo tierra, y con varios pasillos y compartimentos de forma simétrica.

Otro de los lugares clave del poblado es la residencia de Zonzamas, situada en el interior de una enorme cueva, y que está dividida en compartimentos menores separados por muros de piedra. Además existen numerosos grabados en piedra (petroglifos), en la llamada Piedra del Majo, siendo todo el conjunto declarado como Bien de Interés Cultural dentro del conjunto arqueológico integrado por Teguise, San Bartolomé y Arrecife.

Foto vía: esacademic

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top