El Castillo del mar, en la Gomera

Castillo del mar

El castillo del mar, situado en la costa norte de La Gomera, es una fortaleza medieval instalada frente al inmenso océano atlántico. Es el único embarcadero de plátanos de toda Europa. De fondo se puede observar el Teide, volcán localizado en Tenerife. Su creación se produjo hace más de 120 años, para ser exactos, el castillo del mar fue construido en 1890, coincidiendo con la gran presencia británica en las Islas Canarias debido a su importante posición geográfica.

En aquella época, la zona en la que está instalado el castillo era la principal área comercial de la isla, que se encargaba de guardar y distribuir los distintos productos agrícolas de La Gomera, sobre todo plátanos. Cientos de buques comerciaban en la zona, distribuyendo los productos canarios en el resto de Europa y Asia.

En 1910, después de 20 años comerciando productos agrarios, uno de los diversos barcos británicos que navegaban alrededor de las islas, descargó el primer vehículo de motor de Canarias. La isla dependía totalmente de este importante destino económico, ya que todo lo que entraba o salía de La Gomera era registrado en los libros de este castillo, que aún hoy se conservan en el interior de la fortaleza marina.

En 1950 el castillo pasó a un segundo plano, terminando con la actividad comercial que se producía en el. Años después, la caída de numerosas rocas y piedras sobre la carretera que conducía al fortín, provocó que nadie la visitara durante más de 30 años.

Por suerte para los actuales visitantes de la isla, en 1981 el alemán Thomas Müller compró la fortaleza con la intención de reabrirla al público. Por desgracia, la única forma de hacerlo era por mar y no se puedo renovar el establecimiento.

En mayo del año 2001 una constructora local llevó a cabo todas las reparaciones que eran necesarias para actualizar el castillo. Piedra a piedra, canteros profesionales consiguieron reconstruir la entrada principal y la escalera interior del fortín. Después, hicieron muros de piedra alrededor para evitar que el agua del mar la erosionara.

Así, después de una larga y dura historia, el castillo del mar se encuentra abierto al público todos los días desde las 11 de la mañana.

Vía foto: Pano_philou

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top