Turismo rural en Vilaflor de Chasna

Vilaflor

Vilaflor, situado en el sur de la isla de Tenerife, es un municipio que, aunque no tiene costa, sí que tiene el título de ser el pueblo más alto de España (1500 metros de altura) y es un lugar en donde el aire puro nunca falta. Tiene menos de 2 mil habitantes, está a unos 80 kilómetros de Santa Cruz de Tenerife y un pequeño valle lo protege de los fuertes vientos.

Antiguamente era conocido con el nombre de Chasna y cuentan que su nombre actual, Vilaflor, procede de la exclamación de un capitán castellano cuando vio aparecer a una bella nativa: «Vi la flor de Chasna». En este pueblo hay un poblado, a la derecha del barranco del río, donde algunos hallazgos han demostrado el pasado prehispánico del lugar.

También hay una iglesia dedicada a San Pedro que data del siglo XVI y ubicada sobre la antigua ermita. En su interior artesonado mudéjar, joyas e imágenes de gran valor artístico. Entre los monumentos religiosos también destaca la capilla de San Roque situada sobre una colina desde la cual hay una fantástica vista de la población.

Para poder disfrutar de la arquitectura lo mejor es pasear por sus calles con mansiones centenarias que te trasladarán al pasado.  El casco histórico de este municipio merece una visita por sus típicas casas entre las que destaca la Casa del Obispo, un edificio que servía de residencia de los obispos de la diócesis tinerfeña.

Vilaflor no es un pueblo especialmente turístico porque no tiene costa, pero su ubicación cerca del parque de Las Cañadas, hacen de él un paso obligado y donde siempre hay gente de paso o para quedarse.

Su turismo es de montaña y con el que se disfruta del paisaje y el senderismo con rutas a pie y en bicicleta. Estas rutas y senderos eran los que utilizaban antiguamente los guanches para llevar sus rebaños de cabras a las cañadas en verano.

Por ejemplo el camino de Las Lajas nos lleva al corazón de la Corona Forestal y el de Jama recorre el paisaje rural de Vilaflor. Si te adentras en el interior del Parque Natural de la Corona Forestal verás el impresionante paisaje que ha querido regalarnos la naturaleza: un auténtico paisaje lunar ¿verdad?

Paisaje lunar en Vilaflor de Chasna

En este pueblo se come muy bien y la cultura del vino está muy arraigada, así que el 30 de noviembre, día de San Andrés, se abren las bodegas para degustar el vino nuevo. Todavía estás a tiempo de ir a echar unos traguitos de la cosecha del 2009.

Además de Vilaflor y su entorno, en el sur de Tenerife hay varios pueblos que te gustarán.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top