El Peñon del Fraile en el Puerto de la Cruz

La Roca del Peñon del Puerto de la Cruz

Hoy quiero llevarles hasta un rincón del Puerto de la Cruz, un rincón emblemático de esta ciudad turística del norte de Tenerife. El Peñón del Fraile, una gran roca volcánica originada por la erupción del volcán Taoro en 1430, debe su nombre al hecho de que un fraile, el padre penitente Juan Jesús, llegado de Icod de los Vinos allá por el siglo XVII, subía con frecuencia a la roca para concentrarse mejor en sus oraciones y plegarias, y durante muchos años se entregó a la meditación en lo alto del Peñón.

Por otra parte, en 1813 el genovés Luis Lavaggi tuvo la feliz idea de construir sobre la gran mole de lava un terraplén, terraplén al que se acedia por una pequeña escalinata de piedra y que quiso adornar con una gran cruz de bronce.

Este primitivo Peñón llegó también a ser lugar de ajusticiamientos, y cuenta la historia que en este rincón del Puerto se llevaron a cabo las dos últimas ejecuciones a garrote vil en España. En Julio de 1881, dos lugareños (un carpintero y un albañil), habían acuchillado al administrador de la firma comercial británica Reyd-Miller, James William Morris, para robarle la llave de su caja de caudales.

Estadio de Futbol del Puerto de Cruz

Estos dos criminales, después de apoderarse del dinero de la caja, enterraron a Morris en una tumba abandonada en el cercano cementerio de la localidad. El olor a cadáver acabó descubriendo su crimen, y aquel caluroso mes de julio fueron ejecutados a garrote vil en este Peñón del que hoy hablamos.

El actual templete se construyó en 1855, y la ultima reconstrucción se llevo a cabo en 2002 con una nueva cúpula y escalinatas nuevas. Los portuenses lo visitan a menudo porque al estar enclavado en una de las esquinas del estadio de fútbol que lleva su nombre, además del paisaje que se divisa desde el Peñón, es uno de los lugares de privilegio para ver las mejores jugadas de los partidos que celebra el equipo portuense con sus visitantes rivales.

Este rincón tan querido por los habitantes de la ciudad turística, esta situado en la Avda de Luis Lavaggi, donde también se puede ver el Castillo de San Felipe y Playa Jardín, y a escasos metros del litoral y paseo marítimo que conduce a la Plaza del Charco y al muelle del Puerto de la Cruz.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top