Agüimes, capital cultural de Gran Canaria

Aguimes

El nombre de Agüimes –población situada a 29 kilómetros de Las Palmas de Gran Canaria deviene del Roque Aguayro, denominación aborigen del monolito natural que se levanta a la salida del pueblo, en dirección a Temisas y junto al barranco de Balos, en el que se localiza uno de los yacimientos de grabados rupestres más importantes de las islas.

Además, la localidad grancanaria fue sede episcopal al quedar catalogada como invicta y señorial por decreto, significando que sus habitantes se convertían en siervos y aparceros dependientes de la jerarquía diocesana. Muchos huyeron hacia los montes de Pajonales y las zonas altas de Guayadeque para evitar castigos corporales y largas horas de trabajos redentores.

Uno de los lugares más destacados de Agüimes, desde el punto de vista cultural, es el templo parroquial de San Sebastián, una de las iglesias mejor acabadas del neoclasicismo canario, cuya construcción se prolongó durante la friolera de 144 años.

En el interior del templo hay importantes obras de imaginería y arte, destacando las del escultor canario José Luján Pérez, la lámpara grande de la nave principal y el sagrario construido por Lorenzo de Campos. Además, presidiendo el altar mayor se encuentra la Virgen del Rosario, patrona del pueblo, imagen traída de México como acción de gracias.

Por su parte, el barranco de Guayadeque es un parque natural de gran belleza ecológica y monumental y uno de los lugares donde todavía se conservan modos de vida aborigen Así, sus habitantes viven en cuevas labradas en la roca con especial maestría. Al interés arqueológico hay que añadir, además, el valor de su flora endémica.

Temisas es otro lugar protegido por sus valores naturales y etnográficos, donde los olivos crecen junto a las palmeras. La montaña de Agüimes y el Roque Aguayro son lugares destacados entre los espacios naturales del municipio. También el valle de Arinaga, en la costa, tiene elementos valiosos geomorfológicos y botánicos, como la piña de mar y el chaparro.

Foto vía: Korsakoff

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top