La Graciosa, visita al archipiélago Chinijo

Playa La Cocina

La Graciosa es la más grande de las pequeñas islas que forman parte del llamado archipiélago Chinijo, conjunto en el cual se encuentran además los islotes de Alegranza, Montaña Clara, Roque del Oeste, Roque del Este, (que no están habitados). Este archipiélago Chinijo está muy cerca de la isla de Lanzarote, separado de ésta por un pedazo de mar que recibe el nombre de El Río, y pertenece a las Islas Canarias.

La superficie de la isla de la Graciosa no llega ni a 30 km2, en concreto son en torno a 27, pero sí que se han levantado sobre ella dos pequeñas localidades, Caleta del Sebo y Casas de Pedro Barba, (éste último es más bien una urbanización para el turismo), cuyos habitantes se dedican principalmente al sector servicios, pues son muchos los turistas que pasan por aquí, y a la pesca. Por cierto, estos dos pueblecitos costeros están regulados por el ayuntamiento de Teguise y cuentan, en total, con menos de 1000 habitantes habituales.

¿Qué puedes encontrar en tu visita a La Graciosa?… Primero has de saber que la isla cuenta con un helipuerto, pero que imagino que éste es para emergencias, así que para llegar has de coger un ferry desde Lanzarote. El viaje no dura más de 20 minutos y parte desde Orzola, pueblecito pesquero que pertenece al municipio de Haría y llega hasta Caleta del Sebo.

En Orzola, por otra parte, podrás visitar también el Mirador del Río, que se encuentra a 479 metros sobre el nivel del mar, en lo alto del Roque de Famara, y desde el cual la vista panorámica de la Graciosa y del resto del archipiélago Chinijo es espectacular.

Volviendo al viaje en Ferry hasta la Graciosa, el precio de ida y vuelta para los adultos es de 16 € y para los niños de 9 €. Si sólo adquieres al ida es de 9 € para los adultos y de 5 € para los más pequeños. Una vez hayas puesto tus pies sobre su superficie volcánica ya puedes empezar a explorar sus rincones. Eso si, llévate calzado cómodo y crema protectora para el sol.

Allí encontrarás playas como la de Los Franceses, Las Conchas o la de La Cocina, en las que la arena es dorada y agua un remanso de paz. ¿No te apetece pasar al menos un día así, lejos del mundo?…

Pero en esta pequeña isla también puedes caminar y caminar, eso si, por caminos de piedras por los que sólo te acompañará el sonido casi constante del viento. Y un dato a tener en cuenta… Este archipiélago Chinijo está declarado como Reserva de la Biosfera, Parque Natural y Reserva Marina, así que procura respetar en todo momento el escenario que pisas.

Una buena opción es, también, alquilar una bicicleta y recorrerla de esta manera. Ahora bien, debido a la dificultad del camino te aconsejo que lo dejes excepto que tengas ya bastante prácticas sobre dos ruedas.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , , , ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top