Descuentos en viajes por ser residente canario

Vuelos baratos

Todos conocemos a algún oriundo de las Canarias que vive en la Península y que, sin embargo, disfruta de vuelos a las islas a mitad de precio gracias a su condición de residente. “La insularidad es un chollo”, pensamos entonces, no exentos de razón.

Porque ser residente canario tiene múltiples ventajas. En primer lugar, y como ya se ha dicho, los viajes suelen disfrutar de grandes descuentos (de entre el 40 y el 50% dependiendo de las compañías), tanto si se trata de trayectos interinsulares como si nos referimos a los que conectan las islas con la Península y viceversa.

Además, ser residente permite disfrutar de diferentes ofertas en parques temáticos. En unos casos se trata de descuentos prácticamente testimoniales, caso del Siam Park de Tenerife, aunque en otros se trata de importantes rebajas, caso del teleférico que permite ascender al Teide.

Aunque no tiene nada que ver con la residencia, también hay que destacar que en Canarias no se aplica el IVA, sino el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), que obviamente es mucho más bajo, a tenor de los precios del tabaco, el alcohol o el combustible.

Pero, a diferencia de lo que muchos creen, hacerse residente canario no supone un procedimiento excesivamente complejo. De hecho, cualquiera puede disfrutar de esta condición, algo de lo que se encuentran sobradamente informados muchos turistas alemanes e ingleses que pasan largos periodos en las islas y que, la mayoría de las veces, cuentan con tarjeta de residencia.

Pero, ¿qué debe hacer un peninsular para obtener la residencia canaria? La respuesta es sencilla. En primer lugar, debe empadronarse en un ayuntamiento de cualquiera de las islas afortunadas, para lo que habrá de acreditar una residencia habitual a través de unas escrituras o un contrato de arrendamiento. Al igual que sucede en cualquier otra región española, también es posible que alguien nos empadrone en su domicilio, para lo que bastará con tener un conocido insular dispuesto a ello.

Aproximadamente una semana después de empadronarnos, volveremos al ayuntamiento para solicitar el Certificado de Viajes, el documento que necesitaremos para disfrutar de todos los beneficios de la residencia canaria (vuelos, entradas reducidas, etc.). Para ello, bastará con decir nuestro nombre y abonar la simbólica cantidad de 2,50 euros. El certificado que nos darán tendrá una validez de seis meses, aunque podremos renovarlo mientras sigamos empadronados en dicho municipio.

El siguiente paso sería renovar el DNI para incluir el nuevo domicilio, algo especialmente recomendable para quien pretenda residir en las islas durante los cinco años siguientes.

Esta información práctica que os damos es buena tenerla en cuenta si tenemos pensado venir a las Canarias.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:




36 comentarios

  1. Fernando dice:

    Voy a estar 6 meses en Fuerteventura, tengo contrato de alquiler y los recibos pagados, puedo empadronar me, con domicilio dirección del apartamento. Que pasos tengo que dar, ruego me orienten Saludos Fdo.

Top