Chipude, en la Gomera

Chipude, en La Gomera

Chipude, situado en la zona alta del municipio de Vallehermoso, es el nombre que recibe el sitio donde se encontraba la antigua ermita, alrededor de la cual se desarrolló un pequeño núcleo urbano, y que tuvo ayuntamiento propio durante el siglo XIX, y que abarca los barrios de La Vica, Temocodá (término  aborigen que también se utilizó en el pasado para designar la zona de Chipude) y Triana, con aproximadamente unas cien viviendas.

Esta pequeña localidad está situada junto al yacimiento arqueológico de la Fortaleza de Chipude, y se estableció en parroquia autónoma de la jurisdicción de Alajeró y Vallehermoso en 1655. Pese a su independencia religiosa, en lo económico continuó dependiendo de los terratenientes de Vallehermoso hasta principios del siglo XIX. Después de la creación de los municipios en 1812 de Arure y Chipude, fueron estos terratenientes quienes pidieron la anexión de Chipude al término municipal de Vallehermoso. Tras la anexión, Chipude experimentó un constante proceso de despoblación, del cual nos dan testimonio las muchas casas en estado de ruina y abandono que se pueden encontrar en el lugar.

Pero este nombre, cuya traducción en la lengua aborigen era “tierra de palmas”, tiene un significado más amplio (territorialmente hablando) para los habitantes de La Gomera, abarca también algunos caseríos próximos como es el caso de Apartaderos, La Dehesa y Pavón, situados en la periferia del Parque Nacional de Garajonay, aunque en la teoría sólo define a la localidad fundada alrededor de la Iglesia de La Candelaria.

La Iglesia de La Candelaria fue edificada en los primeros años del siglo XVII, ocupando el mismo lugar en que anteriormente se encontraba la ermita, y es uno de los edificios religiosos más destacados de La Gomera. Durante cada 15 de Agosto se rinde homenaje a su patrona, aunque con el paso del tiempo este homenaje ha pasado a durar varios días, en los que las fiestas y eventos religiosos se suceden. La Iglesia de San Nicolás de Tolentino es la otra ermita del caserío, y fue construida en el año 1515 con objeto de intensificar la cristianización de los aborígenes gomeros.

Foto vía: Helmut Burkard

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top