Fauna de La Palma

Lagarto de La Palma

La isla de La Palma cuenta con una gran variedad de animales, muchos de ellos endémicos, tales como aves y reptiles, además de una importante población de invertebrados. Esta variedad se debe en gran parte a la configuración geológica de la isla, que permite la coexistencia de diversos micro-climas en los que prosperan las especies, cada una en unas condiciones particulares. La mayor parte de los endemismos se dan entre las poblaciones de invertebrados, aves y reptiles.

AVES

En el caso de las aves, tenemos que poner en primer lugar a la graja palmera (Pyrrhocorax pyrrhocorax barbarus), especie que en el pasado habitó en algunas islas del archipiélago, aunque hoy en día sólo quedan ejemplares en La Palma. Las aguilillas, cuyas alas pueden alcanzar una envergadura de medio metro, es la rapaz de mayor tamaño en la isla, aunque comparte el cielo diurno con otras aves como el cernícalo (Falco tinnunculus canariensis) o el gavilán. En el caso de las aves nocturnas, destacan el búho chico o coruja (Asio otus) y la lechuza común (Tyto alba).

Por supuesto, no podemos dejar de lado al “canario“, uno de los emblemas del archipiélago, y que suele vivir en bandadas en las regiones de medianías. Otros miembros de este grupo de aves de menor tamaño son las currucas, el mosquitero canario (Phylloscopus canariensis) y los jilgueros, éstos últimos en una menor medida. En zonas de bosques más pobladas se encuentran los reyezuelos (Regulus teneriffae), los petirrojos y los mirlos. Las palomas rabiche y turqué, propias de zonas de laurisilva, coexisten en este entorno con la pardela pichoneta (Puffinus puffinus), otra de las especies emblemáticas de Canarias.

REPTILES

En cuanto a los reptiles podemos distinguir dos especies principales: el lagarto tizón de La Palma (Gallotia galloti palmae) y el perenquén (Tarentola delalandii). El lagarto tizón es de gran importancia para la supervivencia de un buen número de especies depredadoras y carroñeras, y se caracteriza por una llamativa marca azul bajo el cuello, por lo que también se les conoce como “barba azul”. En cuanto al perenquén, emparentado con los geckos, sólo se encuentra en las islas de La Palma y Tenerife (poro debajo de los 500 metros) y se alimenta de insectos. También existen dos tipos de ranas, las “ranitas de San Antonio” (Hyla arborea) y la “meridional”, adaptada aunque asentada es una especie foránea.

Se calcula que casi un 90% de las especies que habitan en Canarias son invertebrados, y de las cuales al menos el 50% son endémicas. Esto se explica por la variedad de microclimas y por el reducido espacio que necesitan para vivir, aunque esto suponga una limitación para su supervivencia a largo plazo. Los más representativos de la isla son los escarabajos Medon Feloi y el Bruprestis bertheloti, la mantis (Pseudoyersinia canariensis), el saltamontes (Acrostira euphorbiae) y las libélulas del tipo (Promachus palmensis). La Palma también cuenta con hermosos ejemplares de mariposas, tales como la anaranjada y amarilla (Gonopteryx palmae), propia de las zonas de laurisilva, o la (Vanessa vulcania), de llamativos colores rojos y moteadas de blanco y negro.

MAMÍFEROS

Y en lo que respecta a los mamíferos, la fauna de La Palma posee dos ejemplares endémicos, el murciélago de Madeira (Pipistrellus maderiensis) y el murciélago orejudo (Plecotus teneriffae).

Foto vía: la-palma-tourismus

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top