El Paisaje Protegido de Ventejís, en El Hierro

Ventejis

Dentro del término municipal de Valverde, nos encontramos con el Paisaje Protegido de Ventejís, quizá una de las más bellas zonas de la pequeña isla de El Hierro. Además de su valor natural y geológico, posee un gran peso en la tradición cultural de la isla, ya que aquí estuvo el Garoé, el árbol sagrado de los bimbaches, antiguos pobladores de El Hierro, y también un ejemplo inmejorable de la influencia de los alisios como transporte de humedad, que se condensa aquí formando acuíferos y permitiendo la subsistencia.

Este árbol bien merecía el título de sagrado, ya que condensaba la humedad transportada por los alisios, haciéndola gotear hasta los recipientes de los bimbaches, y representando la única fuente de agua de esta zona para ellos, de ahí su importancia para la ganadería, la agricultura y la vida en general. Dentro del Paisaje Protegido de Ventejís nos encontramos con otro lugar mítico para los aborígenes, el Paraje de Bentayca, donde los bimbaches realizaban el culto a Moneiba y Eraoranzan, sus dos principales divinidades.

Gracias a que este espacio cuenta con un gran patrimonio natural y arqueológico, sobre todo en cuanto a los aprovechamientos ganaderos y agrícolas tradicionales, Ventejís fue declarado como Paraje Natural de Interés Nacional en el año 1987, y como Paisaje Protegido a partir de 1994. En este paisaje rural, que abarca unas 1.143 hectáreas de superficie, abundan los muros y construcciones de piedra seca, muy típicos de la isla, así como algunos conos volcánicos aislados, ahora muy afectados por la erosión.

En la parte Oeste de la Dorsal de Ventejís, en la zona conocida como la Meseta de Nisdafe, se puede encontrar un paisaje rural muy típico de El Hierro, compuesto por zonas de cultivos y pastizales, divididos entre sí por pequeños muros de piedra.

Foto vía: Itziar Lazurtegi

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top