La Fiesta del Charco en La Aldea

Fiesta del charco

Cada año se celebra en La Aldea, en la isla de Gran Canaria, una curiosa celebración en torno a los charcos formados en la costa y que proviene de una antigua técnica para pescar llamada “embarbascar”. Esta técnica consistía en aturdir a los peces que quedaban atrapados en los charcos de La Aldea de San Nicolás mediante la sabia de los cardones y las tabaibas, y la practicaban los aborígenes de Gran Canaria mucho antes de producirse la conquista de Canarias.

Esto es posible gracias a la fuerza del mar durante los últimos días de Agosto y los primeros de Septiembre, en que las aguas sube más de lo normal en un proceso llamado Marciega, formando grandes charcos de agua salada en la desembocadura del barranco de La Aldea, charcos en los que los peces quedan atrapados temporalmente. Para evitar que pudiesen escaparse, los aborígenes utilizaron el veneno narcotizante del cardonal y la tababiba para atrapar a estos peces con mayor facilidad.

Aunque cada vez se practica en un tono más lúdico, lo cierto es que es una de las pocas tradiciones aborígenes que ha llegado hasta nuestros días, y concretamente la Fiesta del Charco se viene celebrando cada día 11 de Septiembre, en el marco de las fiestas de la Bajada de la Rama y San Nicolás de Tolentino. Curiosamente, en el siglo XIX un Obispo obligó a los participantes en la fiesta a realizarla vestidos, bajo pena de ser multados por indecencia, razón por la cual muchos de los que acuden hoy en día, lo hacen vestidos con ropas de corte antiguo.

Foto vía: bienmesabe

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top