Iglesia de San Juan Bautista, en Arico

Iglesia de San Juan Bautista

La Iglesia de San Juan Bautista, situada en la tinerfeña villa de Arico, es uno de sus más importantes ejemplos de patrimonio arquitectónico y por ello fue declarada como Monumento Histórico Artístico en el año 1985. Este edificio ha estado ligado a la historia de Arico desde su fundación en los últimos años del siglo XVI, cuando una ermita (anterior a la actual) fue erigida. Posteriormente, y bajo petición de los mismos habitantes de Arico, se construyó una nueva iglesia, consagrada a San Juan Bautista durante el siglo XVII.

La iglesia que podemos ver en la actualidad se comenzó a construir en el siglo XVIII, concretamente en 1747, y presenta una planta en forma de cruz latina, dotada de una capilla mayor y dos laterales. Su diseño y factura se la debemos a Juan de Armas, y la construcción del techo y el artesonado es obra de Juan Perera.

Pese a que fue construida en los años en que aun estaba en vigencia el barroco, el estilo elegido para levantar su bóveda de crucería fue el gótico tardío, y el edificio al completo es más abundante en trabajos de madera y carpintería que en cuanto a los realizados en piedra. Su fachada fue construida en estilo barroco, y es quizá la parte de la iglesia en la que más predomina el trabajo de cantería, mostrando semejanza con las fachadas de la Iglesia de San Francisco (Santa Cruz) o la de Granadilla.

Entre las obras de arte que se pueden contemplar en su interior, hay que hacer una especial mención a la imagen de la Virgen de Abona, realizada en estilo gótico castellano, y que según cuenta la tradición, llegó por el mar y fue encontrada en la playa a principios del siglo XVIII. También se encuentran en la iglesia la Virgen de Rosario, cuya factura data del año 1684 y una imagen de Cristo que llegó desde América en la última década del siglo XVII.

En cuanto a los trabajos de orfebrería, destacamos un hermoso cáliz de plata, elaborado en el siglo XVII, y una cruz procesional también realizada en plata. Además, hay otro cáliz, adornado según la estética del barroco italiano, y que fue trasladado aquí en el año 1710.

Foto vía: tenerifeantiguo

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top