Chaxiraxi, Candelaria y los guanches

Chaxiraxi

Dentro del panteón de los guanches se encuentra la diosa Chaxiraxi, deidad a la que se atribuye el ser la Madre del Sol, diosa del amanecer y del atardecer y también la propiciadora de la fertilidad. Con la llegada del cristianismo a Canarias, esta diosa fue sustituida por la virgen de Candelaria, aunque en un principio las referencias a ella eran “Nuestra Señora de” o “Santa María de Candelaria”, quedando la condición de virgen para épocas posteriores.

Debido a que se trataba de una de las principales divinidades de los guanches, los cristianos conservaron la tradición, pero cambiándola a su conveniencia.

La legendaria llegada de una estatua de la virgen a las costas de Güimar en 1401, sirvió a los cristianos como catalizador para unir a ambas entidades, de hecho Chaxiraxi fue el primer nombre que recibió la virgen de Candelaria, quien terminaría por convertirse en la Patrona no sólo de Tenerife, sino de toda Canarias. También se cuenta que la imagen original se perdió tras un fuerte temporal que sacudió la isla.

Es importante recordar que la estatua de la virgen fue nombrada como Chaxiraxi por los propios guanches, quienes la identificaron inmediatamente con su diosa madre, y que mantuvo este nombre hasta que los conquistadores creyeron reconocer a su virgen en esta figura, que los guanches afirmaban poseer desde hacía por lo menos un siglo.

A partir de ese momento se desechó su antiguo nombre por la versión cristiana, y una de las pocas tradiciones en torno a la diosa original que quedan es la fiesta del Beñesmer (la cosecha en guanche). Los guanches también le dieron un nombre al niño Jesús que portaba la virgen, le llamaron Chijoraji (o también Chijoragi).

Foto vía: astronomo

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top