Museo de la Sal, en Fuerteventura

fuerteventura

La sal es un elemento que no falta en ninguna cocina, y sirve para darle sabor a todo tipo de alimentos. La sal en Canarias también se usa en tradiciones, ritos y costumbres, e incluso en la medicina popular y natural. En La Antigua, la sal también es una forma de ganarse la vida, desde hace más de un siglo.

Llegamos a este municipio de la isla de Fuerteventura para conocer el complejo de las Salinas del Carmen. Construidas en 1910, hoy día podemos visitar este salinero y conocer su funcionamiento, además de un centro museístico que nos servirá para conocer la especial relación de la sal y el hombre, a lo largo de la historia.

Nuestra visita comienza en el Museo de la Sal, que se divide en diferentes secciones: Localización, formación e historia de la sal, Los ecosistemas salinos, La cultura y aplicaciones de la sal, Las salinas de las islas Canarias y Las salinas de El Carmen.

Terminada nuestra visita al museo, recorreremos las salinas por el exterior, para conocer de primera mano, sobre la marcha, el proceso de obtención de la sal marina. El agua del mar llega desde el saltadero, donde rompe la ola y deja más espuma, y pasa hasta los calentadores, donde el sol hace su trabajo y evaporará el agua. Así se extrae la sal, se escurre y posteriormente se almacena, de forma totalmente ecológica y natural.

Conocido todo el proceso y recorridos las principales instalaciones, conoceremos otras instalaciones auxiliares. Por ejemplo, el aljibe que servía de deposito de aguas a la finca, el horno de cal o el almacén, desde donde se transportaba la sal hasta el embarcadero a través de unas vagonetas que circulaban por unos raíles.

Además de ser la única salina de la isla de Fuerteventura, el entorno ecológico de las Salinas del Carmen es un lugar fantástica para la observación de todo tipo de aves migratorias. Aves como el chorlitejo, el corremolinos, cigüeñas, flamencos, garzas, gaviotas, etc … Los amantes de de la ornitología tienen aquí un lugar especial.

El Museo de la Sal se puede visitar de 9:30 a 17:30 horas, excepto los lunes y los sábados que permanece cerrado.

Foto vía: Jorge Carvalhinho

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top