Los aborígenes de Canarias y su procedencia

Guanche

Los primeros pobladores de las Islas Canarias son los que hoy en día se denominan Guanches. Su procedencia es todavía un misterio, unos creen que vinieron de Egipto por la similitud a la hora de embalsamar a los cadáveres y otros que son de origen vikingo, por el parecido en los rasgos físicos. También existe, una teoría un poco más romántica, que procedían de una raza, del perdido continente de la Atlántida. Pero la teoría más lógica es, que los guanches proceden del Norte de África, más concretamente del pueblo Bereber.

Cada una de las isla poseía una denominación para sus pobladores, en Fuerteventura y Lanzarote eran los Maxos, en Gran Canaria eran los Canari, en El Hierro eran los Bimbaches, en la Gomera eran los Gomeros, en La Palma eran los Auritas y en Tenerife eran los Guanches.

Los guanches vivían en cuevas, tenían los ojos azules, eran altos, (medían entre 1.75 cm y 1.82cm) y poseían cuerpos atléticos. Según algunos cronistas de las primeras conquistas de principios del siglo XV ” no se encontrarían en ninguna parte del mundo, hombres y mujeres más hermosos y más inteligentes, si alguien los hubiese educado”  Eran muy ágiles, características que les servían, para poder saltar barrancos o para realizar cualquier tipo de deporte, como la Lucha Canaria.

Se alimentaban principalmente de Gofio, (tipo de harina de cebada, maíz o trigo molida y tostada), de leche de cabra y de la práctica de la caza. Se vestían con las pieles curtidas de las cabras o de las ovejas y se adornaban con collares de cerámicas, de conchas o de cuentas de barro cocidas, de diferentes colores, de huesos madera o vértebras.

Su arte se puede apreciar, a través de los cuencos de cerámica con dibujos geométricos, (que les servían como utensilios domésticos o como decoración), en las pinturas de las cuevas y los grabados en piedra. Sus armas eran muy rudimentarias, (lanzas, piedras pulidas con bordes afilados o piedras envueltas en piel y sujetas con cuerdas), pero muy efectivas a la hora de luchar contra los invasores, (los conquistadores españoles tardaron casi, un siglo en dominarlos)

El lenguaje que practicaban ha sido muy difícil de estudiar, hoy en día es un lengua muerta y nadie puede o sabe practicar. Solo se conserva alguna reseña, gracias a los pastores de las islas, y los nombres comunes, como Guacimara, Zebenzui…..

Cuando alguien fallecía, lavaban el cuerpo, y lo rellenaban durante días con un ungüento, (mezcla de plantas y minerales), y lo ponían al sol durante varias semanas hasta que se quedaba seco. Luego lo metían en pieles pintadas o marcadas, para identificarlo y lo cosían. Lo trasladaban a una cueva, que servía como sepultura para la familia, y lo colocaban sobre tablas. Junto al cuerpo disponían ofrendas, conchas de lapa, lanzas…. y si se trataba de un Mencey, (rey guanche), disponían su cetro símbolo, del poder real. A estas momias, se les conocían con el nombre de Xaxo.

Aunque la sociedad guanche seguía el patrón patriarcal, la mujer jugó un papel importante. Si algún hombre se encontraba con una mujer en una zona solitaria, no le podía dirigir la palabra, a no ser que ella, lo consintiera. En algunas islas, como en Gran Canaria, las mujeres eran las que poseían el poder real, un ejemplo es la reina Atidamana. En otras islas,  la mujeres eran tan fieras como el hombre, a la hora de luchar y participar en las batallas, tenemos a la Princesa Guacimara en Tenerife o las denominadas Amazonas, de la isla de la Palma.

Sin embargo, en las islas de Lanzarote y de Fuerteventura las mujeres, eran dulces y sumisas, aceptando que su marido, las ofreciese como acompañante en la cama de algún invitado. Pero en tiempos de superpoblación,  se practicaba el infanticidio femenino, a no ser que fuese la primogénita ya que esta era la transmisora de la línea familiar.

En la actualidad muchas de las costumbres de nuestros antepasados se siguen manteniendo, como es el caso de La lucha Canaria, deporte muy seguido en Tenerife, y el consumo de Gofio, alimento que no debe faltar en el hogar, ya sea para desayunar o para hacer Escaldón (Potaje con gofio, acompañado de cebollita picada y mojo verde).

Foto Vía: rinconcitocanario

Tags:

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. frank casanova dice:

    Mi abuelo nacio en tenerife y emigro a cuba muy joven a principios del siglo XX El nos contaba que procedia de los guanches unos aborigenes muy grandes blancos que eran muy valientes y lucharon contra el dominio espanol , sera verdad o mentira , no me preocupa , yo le crei cuando muchacho y hoy que ya el no esta, le voy a seguir creyendo , ademas porque algo he estudiado el tema y las conclusiones a las que he llegado es que su verdad , estaba en lo cierto , un saludo , desde los Estados Unidos , donde hoy vive un , este decendiente de guanche , que lo lleva en su corazon a mucha honra. Frank Casanova.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top