La Playa del Faro de Fuencaliente en la Palma

La isla de la Palma tiene alguna de las playas más peculiares de Canarias. Hoy queremos situarnos en la localidad de Fuencaliente, para visitar precisamente una de sus playas, la Playa del Faro de Fuencaliente, una típica playa canaria, con su arena negra volcánica. Resulta interesante llegar hasta su paseo marítimo, en donde, por cierto, podremos disfrutar de restaurantes de pescado, mariscos y platos tradicionales.

Fuencaliente se halla al sur de la isla de la Palma, en un hermoso entorno, como es el Parque Natural de Cumbre Vieja y Teneguía. Uno de los grandes atractivos de la playa es su faro, tanto el moderno como el antiguo, reconstruido en el siglo XX, además de ser un lugar perfecto para los que gustan de observar aves. La playa tiene 150 metros de largo, un lugar ideal para venir en familia, ya que no suele haber mucho oleaje.

¿Porqué hay dos faros en la zona?, se suelen preguntar muchos. Sencillamente porque el antiguo sufrió las consecuencias de la erupción del volcán Teneguía. Por eso mismo, se construyó otro faro al lado de este. Hoy en día el faro antiguo acoge el Centro de Interpretación de la Reserva Marina de la isla de la Palma, que se puede visitar de martes a sábado de 09.00 a 17.00 horas en invierno, y de miércoles a domingo de 10.00 a 18.00 horas en verano.

Además de todo esto, la playa dispone de un fondeadero para la llegada de embarcaciones. Es pequeñita, por lo que a veces se suele llenar de gente, sobre todo en temporada alta. Ya que estáis en la playa, podéis visitar las Salinas que se encuentran cerca, sobre todo a la caída de la tarde, cuando el sol parece derramarse con su luz sobre ellas.

El paisaje que veréis en la playa “es muy canario”, como suelen decir por aquí. Arena negra volcánica, a los pies del volcán del Teneguía. Y hablando del Teneguía, impresiona recordar cuando estamos por aquí que la última de las erupciones de este volcán fue no hace tanto, en el año 1971. Se puede acceder a la playa por carretera, y una vez allí hay que bajar unas escaleras hasta la arena.

Así que no dejéis pasar la oportunidad de visitarla si tenéis vuestra estancia en la Palma, ya que no sólo es un lugar para relajarse y darse un chapuzón, sino que a su alrededor hay lugares de mucho interés.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top