Recorrido por los castillos de Lanzarote

Guanapay en Lanzarote

Castillo de Guanapay

Tengo que admitir mi debilidad por las construcciones de piedra de Canarias, por las fortificaciones militares que defendieron en muchas ocasiones nuestras islas de los repetidos ataques de piratas que pretendían adueñarse de esta tierra. Claro que todos ellos fueron construidos después de la conquista, (ironías del destino), pero creo que en manos de berberiscos y de corsarios lo hubiéramos pasado mucho peor.

Visitar estos castillos de piedra, no demasiado grandes y casi siempre de una sola planta y única estancia, es una experiencia emocionante para mi. Contemplar los gruesos muros y sentir la historia en cada piedra de sus paredes, me da la sensación de oír aun el fragor de tantas batallas que se libraron en su interior, y el esfuerzo y la sangre derramada por nuestros hombre en defensa de la tierra de nuestros antepasados.

Recorramos hoy las fortalezas de Lanzarote

El primer castillo que se edificó en la isla de Lanzarote fue el de Guanapay, hoy llamado de Santa Barbara. Ubicado en una colina a poca distancia de la Villa de Teguise y sobre los cimientos de una vieja torre de vigilancia que levantara Lancelotto en 1312, protegía a los habitantes de los ataques con bastante frecuencia.

 Castillo de San Gabriel en Lanzarote

Castillo de San Gabriel

Dañado en varias ocasiones, fue reformado por el ingeniero Leonardo Torriani en 1590. Hoy en día y desde 1991, acoge el Museo del Emigrante Canario, ofreciendo información sobre este fenómeno tan presente en la historia de nuestras islas.

El Castillo de San Gabriel en Arrecife, por otra parte, se construyó en 1572 sobre un islote que hoy se conoce como el Islote del Castillo. Fue incendiado por una invasión de moriscos en 1586 y posteriormente reconstruido, y en el siglo XVIII la intervención del ingeniero italiano Torriani le dio la apariencia que hoy en día conserva.

En la actualidad, y desde el año 1972, el Castillo de San Gabriel alberga en su interior un Museo Arqueológico, donde se pueden observar y admirar restos diversos de la época aborigen de nuestra tierra. No dejes de pasarte ya que es una visita fascinante, sobre todo para aquellos a los que nos apasiona la Historia.

Esta fortificación esta unida a la tierra firme por el Puente de Las Bolas, que comunica con la ciudad de Arrecife, también construido en el siglo XVI y con el que forma un conjunto arquitectónico de gran valor cultural.

Puente de las Bolas

Puente de las Bolas

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top